ÚLTIMA HORA

SERVICIOS PÚBLICOS

EL INCOMBUSTIBLE AVELINO SAN JUÁN CUMPLE 26 AÑOS EN EL TAXI

“Solo esperamos que no haya un confinamiento porque no sabemos cómo podremos soportar de nuevo una situación como la que se ha vivido durante estos meses”.
|

Avelino


Avelino San Juán fue uno de los primeros taxistas del municipio comenzando su andadura en él, hace ya diez años y aún mantiene gran cantidad de clientes de aquellos inicios. Hoy día, es responsable de la licencia número dos sumando a su trayectoria 26 años profesionalmente al volante.


La Junta de Castilla y León adquirió 2.333 pantallas destinadas a separar el espacio del conductor del que ocupan los viajeros, con el objetivo de incrementar las medidas de prevención de contagios. Pese a todas las novedades en cuestión de las nuevas normativas y recomendaciones, San Juan asegura que hoy día puede realizar su actividad sin inconvenientes.


¿Cómo esta viviendo el gremio del taxi la crisis ocasionada por el Covid19?


Lo estamos viviendo con respeto y preocupación, pues nosotros vivimos del transcurso y movilidad de la gente y un grave repunte o un nuevo confinamiento podría dejarnos en la total estacada. 


¿Existen ayudas públicas que puedan ayudaros a compensar el golpe económico?  


Existen, pero acceder a ellas es muy complicado. Hay a compañeros que se las han dado y a otros no. De todas formas, nosotros no podemos declarar el cese de actividad porque realizamos una labor social y de transporte público. No podemos aparcar el taxi y dejarlo parado meses hasta que esto se solucione. Se colabora con la ciudadanía en ir al supermercado, a las farmacias… En fin, el taxi es un servicio que esta en primera línea de calle para los vecinos.


¿Cuánto han bajado los ingresos durante el estado de alarma?


Pues aproximadamente un 80% o más. Es ahora, cuando poco a poco noto que se remonta algo. Pero hablar del flujo que antes del confinamiento existía, es inviable en este momento.


¿Qué medidas has implantado para el transporte seguro?


Evidentemente el uso de la mascarilla obligatoria y la mampara,  que ahora, me separa de los ocupantes que nos instaló la Junta ya que por el momento realizar el servicio con el asiento del acompañante ocupado no es posible. Yo siempre he sido muy estricto con la limpieza del taxi puesto que me gusta que se sientan cómodos en él, pero si es cierto que ahora tengo que profundizar ese aspecto más aún por cada carrera finalizada.


¿Echas de menos a la clientela habitual?


Sí, la verdad es que si. Aunque como decía antes poco a poco se está volviendo a lo habitual si que es cierto, que quizás las personas que son mas mayores, ahora no deben hacer uso del transporte y son a los que quizás más extraño. Intento saber, también a través de familiares y conocidos, el estado de ellos y de que estén bien. Si eso es así, me siento tranquilo hasta poder verles de nuevo.


Para terminar, ¿estás sintiendo el cariño de los clientes?


Rotundamente sí, pero he de añadir que no es de ahora fruto de esta situación. En toda mi trayectoria como taxista en Carbajosa siempre me he sentido arropado y querido por los vecinos. ¡Cómo no va a ser así, si en el caso de la chavalería la estoy viendo a toda crecer!


Los taxistas han sido imprescindibles durante la crisis del coronavirus. Considerados servicios esenciales, sus coches se pusieron al servicio de los más necesitados. Durante el estado de alarma trasladaron a sanitarios, enfermos y familiares, transportaron material sanitario y hasta llevaron medicinas y comida a la gente mayor. Muchos lo hicieron de forma gratuita. Sin poner en marcha el taxímetro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.